El Problema

Cada año más de 170,000 niños nacen con labio leporino. La mayoría no pueden permitirse la operación.

Esto supone un enorme problema en países en vías de desarrollo donde más de un millón de niños sufren de labio leporino. La mayoría no pueden comer o hablar correctamente y nos les permite ir al colegio o trabajar.

Vergüenza y Aislamiento

Nacer con labio leporino en un país en vías de desarrollo es una maldición.  A cada niño nacido en Uganda con labio leporino se le pone “Ajok” como nombre que significa “Maldito por Dios”. Muchos son abandonados inmediatamente después de nacer.

Las Buenas Noticias

Cada niño con labio leporino puede ser curado con una simple operación de 45 minutos cuyo coste es 180€.