Nuestros 3 meses en Asia han llegado a su fin y nos hemos venido del oriente al occidente tras una parada en ‘boxes’ en Madrid donde poder lavar ropa y tener un pequeña parada de un par de días.

Tras llegar a la maravillosa ciudad de Bogota nos dirigimos a la increíble ciudad colonial de Cartagena. La zona amurallada es super colorida: casas, frutas, mar e incluso sus gentes. Aquí hemos podido probar comida exquisita, escuchar buena música y beber uno de los mejores mojitos que hemos probado! Es como un pequeño paraíso sobretodo teniendo en cuenta que la última ciudad que visitamos fue la caótica Delhi!

cartagena

Sin embargo, esto parecía demasiado bonito para ser verdad y nos preguntamos si esta sería la verdadera realidad de Cartagena o solo un oasis en otra realidad mucho más dura.

Las respuestas las encontramos al ponernos en contactos con una ONG llamada Techo, una organización que Jaymie tuvo la oportunidad de conocer en su estancia en Perú. Tuvimos la suerte de ser recibidos por su director, Alex, que se ofreció para llevarnos a uno de los barrios donde Techo trabaja. Este es el vídeo de nuestra visita.

Techo ofrece viviendas de emergencia a familias que viven en condiciones de emergencia en todo Sudamérica. Lo que más nos gustó fue lo exhaustivos que son a la hora de elegir a los beneficiarios de sus donaciones. Toda la comunidad debe de apoyar la candidatura de un posible beneficiario antes de que Techo les ofrezca esta vivienda. De esta manera no hay riesgos de que gente que no lo necesita reciba una vivienda. Techo también exige que la familia se involucre en la construcción de la vivienda física y financieramente con un total del 10% del coste.

Jaymie y yo vimos 2 comunidades; una que acaba de solicitar la ayuda de Techo y otra donde Techo ya trabaja y donde han construido 33 casas por el momento.

casa-techo

Estas casas no son las típicas casas que nosotros conocemos, si no viviendas de emergencia que ofrecen un gran progreso para aquellos que se benefician de ellas. Tuvimos la suerte de conocer a una familia que acababa de beneficiarse de una de las casas construidas por Techo. El hermano mayor está ahora involucrado con Techo y ayuda con otros proyectos dentro de la comunidad.

Fue un día muy interesante y estamos muy contentos de poder contribuir con la gran labor de Techo con 70$ del dinero aportado  por nuestros generosos donantes! Mil Gracias!!